Fitito de carne

Podés estar toda una tarde esperando a un pelotudo y cuando llega le chupa extremamente un huevo toda tu paciencia. Vos total esperaste como Penélope todo ese tiempo y seguramente esta raza se enojará luego si le tocás el culo a su hermana o no le devolvés más una camisa nueva, cara y fachera.

Esto de quejarse no es nuevo, pero el otro día me calenté con una vieja kiosquera que me daban ganas de ser un pibe chorro y darle un cuetazo en la cabeza. Le compro un Marlboro 10 y me da varios centavos en caramelitos de menta. Sin consultarme antes! Eso de que te caguen pasa mucho, pero está en uno que deje de pasar. Que se yo…

Otro bajón y que te sentís como el salame del año son los patovicas. Los tipos pueden pegarte si según ellos, cometiste alguna infracción.

Es como si vas a comprar a la panadería y discutís con alguien por el turno a ser atendido. En determinado momento, salen dos maestros pasteleros y te recagan a trompadas sacándote del negocio ante la mirada atónita de los transeúntes. Está para el culo señores! Cuiden al cliente!

Juro que les pongo una bomba si alguna vez estoy hablando con el amor de mi vida que acabo de conocer y viene uno de estos fititos de carne y me pone una mano al verteme parecido a un mamado que hizo quilombo el fin de semana anterior cagándome la noche, la mina y la cara.

Si me llega a pasar no la cuento ni en pedo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: